ERRORES OPORTUNOS

04/02/2013
Por

Hace un tiempo atrás traté de entrevistar a una persona que trabaja en los medios (¿Quién?… no viene al caso), por cuestiones administrativas, de tiempos y falta de comunicación (cara a cara o voz a voz, a la vieja usanza…) Cosas que nos sacó internet, entre tantas otras que nos dio. La cuestión es que dicha entrevista se frustró. En el momento, y como es normal en mí (y tantos otros, supongo), me sentí mal, mezcla de ego herido y sensación de injusticia.

Pero al pasar los días, ya más tranquila y habiendo acallado las quejas de esa vocecita incesante que proclamaba mimos y perdones para sentirse bien, me pregunté: ¿Por qué habrá sucedido dicho error?

Entonces, me puse a repasar el fallido cuestionario, y leyendo cada pregunta (en su mayoría preguntas que yo me hago a mí misma en mi libro), llegué a la siguiente conclusión: Voy a entrevistarme a mí misma.

¿Por qué no? Al fin y al cabo son mis preguntas, lo lógico sería que las respuestas también fueran mías.

Estamos tan acostumbrados a buscar fuera de nosotros, que a veces nos olvidamos de que todo se halla en nuestro interior.

Así que, en exclusiva, para la revista Serendipity in the way, Luciana Moren, una colaboradora más de este hermoso proyecto…

 

ENTREVISTA:

 

-¿QUÉ ES PARA VOS LA VIDA?

Para mí, son momentos, que llevan a otros momentos, espacios recortados de tiempo, armando un rompecabezas, un todo. Experimentar es la clave, buscar las fichas que completen la imagen.
La vida es un collar de momentos y lo interesante de ello es que somos capaces de elegir algunos eslabones, de ir armando la secuencia como más nos guste.
Vivir es lo que está pasando en este momento, es la etapa posterior a la concepción y anterior a la muerte.
La vida es ahora, un estado, un momento del alma en la evolución del mundo.
Es un tiempo prestado para que el alma experimente el mundo por medio de los sentidos.

 

-¿QUÉ ES EL ALMA?

El alma es yo puro, sin disfraces ni caretas sociales, es lo que soy de forma consciente sin el adormecimiento de la vida, es la experiencia acumulada, es la esencia misma, lo eterno en el tiempo, en este envase perecedero, una parte de la energía de Dios que se desprendió de él para darle vida a un cuerpo material.
Al fin y al cabo, antes de que nos pongan un nombre, antes de tener un apellido, cuerpo, color de piel y posición social, lo primero que somos es pura alma.

 

-¿QUÉ O QUIÉN ES DIOS?

Creo que Dios es la Fuente, femenina y masculina, porque es el origen del cual venimos, todos somos un poco de él, porque todos (incluyendo el mundo) pertenecemos a lo mismo. Somos la parte material de una energía divina, pero no somos conscientes de eso, porque nuestro cuerpo se fue volviendo la causa de la existencia misma.
Su existencia es algo que se siente, si se busca, no hacen falta fórmulas experimentales ni rituales ortodoxos. Es lo que llevamos dentro, es la esencia, es la causa de la vida y la muerte, porque es quien engloba el universo entero.

 

-¿QUÉ ES LA MUERTE?

Una pregunta difícil, solo hay supuestos. Estamos tan atados a este mundo y a nosotros mismos que es muy difícil pensar que esta vida tiene fecha de vencimiento. Si solo creo que existe lo que me rodea, es obvio que la muerte es el fin, después de mí, no puede haber nada.

Traté de explicar el hecho abstracto de morir, y me fue imposible, pueden ser tantas cosas o nada, una transición, un pasaje, un final definitivo o un despertar definitivo, donde tomamos consciencia de nosotros mismos, ajenos a lo material y nos descubrimos sin disfraces ni papeles para representar; donde al fin nos conocemos. Quizás, en la muerte logramos entender la vida.

Morir, como acción, es solo un momento, como la vida, es un fin. Más allá de eso, supongo que será el paso a otra vida. Una recapitulación de hechos, sentimientos y experiencias que nos dejan de nuevo en la Tierra con otra oportunidad. Una transformación, un cambio de estado, un cambio de cuerpo pero con la misma esencia.

 

-¿QUÉ ES EL AMOR?

Para mí, el amor es la expresión pura de Dios, es su esencia, la energía que permite que la creación se concrete.

El problema es que, normalmente, los seres humanos confundimos otras emociones o sensaciones (pasión, apego, soledad, etc.) con el sentimiento de amor.

¿Cómo sabemos entonces, qué es el AMOR? Porque cuando lo sentimos, nace desde el pecho (desde alma), se irradia por cada célula de nuestro cuerpo y se vuelve tan real, tan tangible, que toma cuerpo y forma como una creación pura.

 

-¿QUÉ ES LA FELICIDAD?

Es el estado de conexión entre cuerpo y alma. En mi caso, la experimento cuando me siento tranquila y en paz conmigo misma.

 

-¿CREÉS QUE CADA SER HUMANO TIENE UNA MISIÓN EN LA VIDA O QUE LA MISIÓN DEL SER HUMANO ES VIVIR?

Yo creo que cada ser humano viene con un talento de regalo, algo para entregar a la humanidad, es el granito de arena que todos podemos aportar para ser mejores.

Vivir ese talento, experimentarlo y hacerlo consciente nos lleva a la conexión con nuestra esencia y le da fuerza al motor para seguir adelante.

Así que, la misión del ser humano es vivir, experimentar y expresarse por medio del talento que se le ha dado.

 

-SI TUVIERAS QUE ELEGIR UNA DE LAS GRANDES PERSONALIDADES ESPIRITUALES, ¿CUÁL SERÍA Y POR QUÉ?

Elegiría a Jesús, pero al Jesús anterior a la iglesia católica, un hombre libre, sabio, pensante y tan adelantado para su época, que recién hace un tiempo estamos entendiendo sus enseñanzas.

“El reino de los cielos esta dentro de vosotros”, fue el primero en decirnos que Dios era parte de nuestra esencia, no algo ajeno y desconocido.

 

-¿CÓMO CREÉS QUE SE LLEGA A LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL O DESPERTAR?

Hace un tiempo, con el tema del 12/12, 21/12, tres días de oscuridad, etc.; estuve leyendo, escuchando y viendo mucho sobre el tema, y el resultado sinceramente no me agrada, demasiada información desinformada.

Se generó una división muy grande entre los que no creen en nada, los que creen y sienten cambios, los que necesitan que suceda algo y los que se sienten tan iluminados como para separase del resto, mostrando su ego, una dicotomía graciosa.

Así que, creo que el despertar está en uno, cada quien a su tiempo, su forma, no creo que haya pasos, reglas, ni fechas determinadas, simplemente hay que ser fiel a nuestro interior y dejarnos llevar por la vida. Todo llega.

 

-¿CUÁL FUE EL ACONTECIMIENTO, PERSONA, ENSEÑANZA O MOMENTO QUE MARCÓ EL INICIO DE TU BÚSQUEDA ESPIRITUAL?

Creo que es algo que busco desde siempre, me busco desde siempre, como si al nacer perdiéramos esa unión o conexión.

Pero como primer acontecimiento, recuerdo que, cuando tenía doce años, le regalaron a una amiga mía un mazo de cartas de Tarot Marsellés. La sensación, cuando las vi, fue tan familiar que hoy en día, y después de tantos años, sigo conservando dicho mazo, que mi amiga terminó regalándome.

Abrió las puertas a un mundo que ya conocía, trajo al presente cosas olvidadas y me recordó el camino. Ese día encontré un poquito de mi parte perdida.

 

-PARA TERMINAR, JUGUEMOS A QUE PODÉS VIAJAR EN EL TIEMPO Y DESCRIBIR A LA HUMANIDAD DENTRO DE CINCUENTA AÑOS, CONTAME, LUCIANA, ¿QUÉ VES?

Y ya que viajar en el tiempo es posible, mi humanidad, de forma utópica o idílica, sería la siguiente:

Veo un ser humano en total conexión con su alma y con la fuente de energía que lo creó, entiende su naturaleza y la del universo. Los hechos y emociones negativas ya son del pasado, porque no vibran con su frecuencia.

Lo material es solo un medio para vivir y no la meta del camino.

Es consciente de su unión con EL TODO, por lo que la forma de relacionarse entre los seres cambió drásticamente.

No hay política, religiones, ni líderes de ningún tipo, nada ni nadie que nos diga y ordene qué hay que hacer, porque simplemente, no nos hace falta.

El ser humano al fin es SER.

No me busco entre la gente, porque me encantan las sorpresas. Y como dice una canción que me gusta: “Que lindo que es soñar, soñar no cuesta nada”…

 

FIN DE LA ENTREVISTA

No soy ninguna personalidad conocida y quizás lo que yo piense, por ende, carezca de importancia. Estamos muy acostumbrados a valorar lo que dicen las personas según la aceptación social que tengan, hasta el punto de sentir que el otro, por ser un personaje conocido, tiene todas las respuestas a nuestras preguntas. Gran error.

Interrogarse es la puerta de entrada al conocimiento de nuestras almas, quizás esta entrevista sea la llave, si te hacés las preguntas a vos mismo.

Luciana Moren
Ver todos los artículos de Luciana Moren
Conocer más sobre Luciana

Comentarios