ENTREVISTA A JONH CURTIN

09/01/2013
Por

Yo, en Argentina, él, en España. Y esas cosas que tiene Internet hoy en día, una fuente de información inagotable, más algo de casualidad (aunque sé que no existe). Así fue cómo conocí el trabajo de John Curtin, una de esas personas que se dedica a ayudar a otros a ayudarse, que fue exactamente lo que hizo conmigo y sin siquiera saberlo.

Gracias a la revista, pude entrevistarlo y saber un poco más, no solo sobre lo que piensa, sino también sobre su trabajo y creación de la Fundación Sauce.

Les dejo la entrevista…

 

Para aquellos que no conocen tu historia, John, ¿podés contarnos cómo fueron tus inicios en las terapias alternativas?

En mis comienzos trabajaba en una empresa de informática, y por el gran estrés que sufría, empecé a utilizar la técnica de Hemi-Sync® (que es una terapia basada en el principio científico de “los tonos binaurales”. Los tonos binaurales son sonidos aparentes, cuya sensación se produce como consecuencia de aplicar dos sonidos de frecuencias distintas en cada uno de los oídos. Ante esta situación, el cerebro reacciona, creando dentro de sí un sonido nuevo, lo que conduce a un estado de sincronización de los dos hemisferios cerebrales. Ayuda a controlar el estrés, a meditar, a mejorar el sueño, y a controlar el dolor, para nombrar algunas cosas).

Después, en 1997, sufrí una parálisis, y los neurólogos que me atendieron decían que era permanente. Así fue cómo descubrí Reiki. Conocí maestros que lo practicaban, y aunque en esa época yo no tenía nada que ver con el tema, comencé la terapia y en tres meses desapareció mi enfermedad. Me dejó sorprendido, por lo que hice el Nivel I.

Poco a poco, empecé a dar Reiki y a trabajar de cómo reikista. Reiki me hacía feliz, así que, vendí mi empresa y me dediqué a ello, también a la meditación y hacer ho’oponopono.

 

Contanos un poco acerca de la Fundación Sauce, ¿cuál es su labor?

Empecé dando y enseñando Reiki, pero hace siete años, me di cuenta de que esas terapias son caras y que las obras sociales no las cubren, así que nos juntamos con un paciente mío, que sufría una enfermedad neuromuscular, y creamos la Fundación Sauce de terapias alternativas gratuitas.

(Es una organización sin ánimo de lucro, independiente, que nace con el fin de sensibilizar a la sociedad sobre un enfoque holístico de la salud física y mental, independientemente de nuestras creencias religiosas o filosóficas. Está compuesta por personas que, además de tener formación específica como médicos, terapeutas o maestros de Reiki, comparten una misma filosofía: colaborar en la construcción de un mundo más sano y feliz. El propósito de la Fundación Sauce es llegar a todas las personas que estén interesadas en la mejora de su estado de salud mental y físico, con independencia de sus ingresos económicos, edad o situación particular).

Contamos con 700 voluntarios en España y Latinoamérica, trabajamos en cárceles, en hospitales con unidades permanentes, principalmente, en oncología, unidad de dolor, trasplantes, etc.

En cuatro cárceles de Madrid, 3000 internos hicieron la iniciación, participamos también en misiones católicas, etc.…

En Nicaragua, se creó la carrera universitaria en Terapias Florales y ahora se empezará a impartir la carrera de Reiki.

 

¿Creés que elegiste el Reiki como terapia de sanación o que el Reiki te eligió a vos?

Hay un problema general con la sociedad, desplazamos nuestro poder fuera, por eso estamos tan enfermos, regalamos nuestro poder.

Hay que darse cuanta de que cualquier progreso o sanación lo hacemos nosotros. Yo elijo ser sano, en nuestro interior está ese poder. Yo elegí Reiki.

 

¿Cuáles son los efectos del Reiki en personas con enfermedades crónicas?

El mismo resultado, la potencia de la capacidad auto curativa.

El ser es por naturaleza feliz y sano, lo que hace Reiki es quitar los impedimentos, conectar al ser con su esencia innata de curación. Hay pasos concretos, como alivio de los síntomas y cambios en los comportamientos que generan la enfermedad.

 

¿Creés que, aparte del bienestar físico, esta clase de terapias ayuda en el desarrollo espiritual?

No me gusta mucho la palabra espiritual, por su tergiversación a través de los años. Por ejemplo, en Japón no existe la palabra como tal, para ellos todo es espiritual.

Reiki te ayuda a entrar en contacto con quién eres, te das cuenta de quién eres, y todo pasa a ser espiritual, tomar café o viajar en bus. No creo que estas terapias ayuden en el desarrollo espiritual, porque no creo que la espiritualidad este aparte de nosotros.

 

En cuanto al ho’oponopono, que por cierto, desde que aprendí a usarlo generó un antes y después en mi vida, ¿cómo lo complementamos con Reiki?

Te estás conectando con la fuente, con Reiki es igual, se pide sanación a la fuente.

Son complementarias y comparten la misma base, quien eres realmente es un ser de luz, no a quien ves en el espejo todas las mañanas.

 

¿Podés contarnos una experiencia personal con esta técnica?

Cuando empecé a usarlo tenía problemas con mi hija adolescente, porque desde que nació siempre fui muy exigente con ella y como consecuencia, después, vinieron los problemas. Así que, apliqué la técnica y al tiempo mi relación con ella cambió drásticamente.

 

En cuanto a la meditación, los beneficios a nivel energético son muy notables, pero ¿cuáles serían los beneficios en el cuerpo físico?

Son muy importantes, porque no se medita con la mente, sino con el cuerpo, con todo tu ser.

Hay personas que no consiguen mucho porque se quedan aquí. Una vez que entras en contacto con tu cuerpo, sintiéndolo, con la respiración, dejas la mente de lado.

 

¿Cómo definirías a un ser humano sano?

Alguien en perfecta armonía consigo y con su entorno. Percibe cómo está consigo y con su entorno, en cuanto se percibe algo inarmónico se puede cambiar. Nadie quiere estar enfermo, y si se está, es porque a lo largo de los años se hizo algo para estar así.

 

Tanto Reiki, como la meditación, ¿cómo nos pueden ayudar en nuestra vida diaria?

Reiki es tan fácil que se puede aplicar en cualquier momento, en el bus, mirando tele, etc. Es útil, no es necesario un ambiente especial. La utilidad de la meditación es que se puede hacer día a día, se puede meditar constantemente, es un proceso de conexión con el ser. Se puede estar caminando y meditando…

Gracias a John Curtin aprendí a hacer ho’oponpono y a meditar, su trabajo fue de gran ayuda en el proceso de desarrollo de consciencia y conexión con mi ser.

Es una persona que aporta día a día su granito de arena, para hacer del mundo un lugar un poquito mejor…

Les dejo unos link interesantes para que puedan ver su trabajo:

http://www.fundacionsauce.org/

http://www.medita.es/

http://www.todoamor.net/

Luciana Moren
Ver todos los artículos de Luciana Moren
Conocer más sobre Luciana

Comentarios